Saturday, December 17, 2011

Un lugar al pie de la montaña.


 El muro bajo deja ver a los moradores del recinto y un paisaje que en solemne silencio los acompaña.



Adelante, pasen, pero cuidado... 


Entremos por fin.

 El día nos tiende generoso su manto de luz
que ilumina la villa de minúsculas casitas con coloridos jardines
protegidos por verjas como en toda vecindad. 




 ¡Pronto! improvisemos un hogar, 
llenémoslo de color al calor, 
mis huesos artríticos lo agradecerán.


(Disfruto de días de vacaciones, mediados de julio, pleno invierno por estas latitudes. Siempre he creído que bien vale la pena gastar tiempo y dinero en movernos por el planeta. Esta vez el recorrido ha sido: Viña del Mar, Los Vilos, Illapel, Combarbalá, Ovalle, La Serena y Vicuña. Sol, sol, cielo limpio, montañas, cordillera, espacio, silencio... le dan sentido a todo lo que se estuvo haciendo día tras día en la ciudad. Fotos del Cementerio ubicado en el cruce a Cogoti 18, El Durazno y Combarbalá, de fondo la Cordillera de Los Andes, Chile.  )

Viejos sin memoria.


Me dices que te vas a casar, te pregunto por qué, para qué. Nos queremos, me respondes. No es suficiente para asegurarte suerte en el proyecto. Qué más da, ningún proyecto es para siempre, siempre tenemos que estar pensando y armando otros para reemplazar al que ya está muriendo en forma natural. Qué tanto, si todo pasa tan rápido, si vamos destinados al rápido abandono y olvido. Pocos llegan a ser leyenda. No quiero deprimirme ni echar abajo los proyectos de otros, simplemente tu nuevo estatus civil, no declarado en su momento, me vuelve incrédula y cínica. Lo malo es que yo poco o nada tengo como para confesarte y, de pasadita, vengarme. Bebo recordando viejas costumbres mediterráneas (todo borracho termina igual, cínico y molestando a los demás) Pronto el sol se pondrá tras una bruma amarilla, tantas cosas sin hacer, tantos proyectos incompletos. Una vida de cortos entusiasmos, algunas decepciones, muchos encuentros y desencuentros, amores frustrados. Viejos ya no nos importará habernos equivocados, haber perdido el tiempo, haber hecho daño, no haber pedido perdón, no haber dicho te quiero…  Viejos de mierda, sin memoria no recordaremos el nombre del otro ni su número de celular. Viejos ya nada importará.

Sunday, October 09, 2011

Los VILOS






...quedar atrapada por las cosas bellas y simples.

Tuesday, September 27, 2011


Lunes 4 de agosto de 1961

Gilbertito
Tengo frío; son las nueve de la mañana. Todas las mañanas tiemblo de frío. Cayó nieve y no hay sol, el frío penetra en mis huesos y en mi alma. Me falta mi Gilbertito. La casa está llena de flojos que duermen y comen. Yo soy débil y no resisto el peso de tanta gente. Tú eres mío y me ayudas con tu cariño. Pronto salgo a la calle más sola que nunca y volveré con más frio y más triste. Así he vivido años, fría muy fría y sola. Los meses contigo fueron más buenos que malos. tú me quieres y me comprendes. Ven. Ya veremos cómo se arreglan las cosas entre los dos. Si tú me olvidas será terrible, si yo te olvido, peor. si estamos juntos se puede salvar algo del todo. Es una tontería que no estés en casa. Es fea la casa sin ti.
Yo no quiero recibir comida nada más que una vez al día. De repenteno no comeré nada más. Tengo una rabia con todo, Trabajo poco. Se fue la alegría, se fue por el desierto. La casa de madera está llorando. No tiene sentimiento la guitarra. Estar separados es como estar muertos. Un día me canso y salgo a vivir. He estado muerta años de años. Esclava de trabajo y del país ¡Ven, te digo! despues iremos por el mas y el desierto. la lluvia será dulce. ¿Qué hago sin tus manos feas? No tengo a nadie. Tú tienes a Vitervo. Que venga contigo. Quiero preparar un asao para él.
¡Vengan! les digo. Nunca supe que tenía un amigo en Arica
Te quiere,

Violeta



Wednesday, September 21, 2011

uNOS ojos y una Nueva MIRADA.


Siempre se puede conocer gente interesante. Hoy conocí una mirada interesante...  

“En alguna parte se cruzará una mirada con la mía y 
esa fugacidad será más intensa y duradera que un abrazo. (Jorge Díaz)

Goodbye, you don't call me, you don`t respond to my call.  
Siempre habrá una nueva mirada y yo estaré atenta.


Ascensor "21 de mayo" - Valparaíso.

Tuesday, September 13, 2011


                          Camino a Cogoti  IV Región Chile
Días de soledad son días de vacaciones. Tú eliges. Estar en compañía es tener que enfrentarse a la propia imagen. Disfruto de este tiempo exclusivo para mi, no libre del temor al arrepentimiento, una cosa es un día de soledad y otra cosa es la ausencia eterna de una llamada telefónica. Trato de imaginarme un día de soledad y de arrepentimientos, temo a mi propio cambio. Por ahora, elijo la tranquilidad que me da el silencio. Por el camino me cruzo con la anciana. Es común cruzarse con ella, siempre caminando con su cabeza rapada y su lengua afuera. Al cruzarnos la saludo y ella me sonríe. Mi padre, ¿hace cuánto tiempo que perdimos el contacto?... Por años defendió su soltería, ahora, viejo y enfermo,  ¿sentirá la culpa de habernos perdido?... no hagas nada de lo cual vayas a arrepentirte. La tarde me invita a bajar la cuesta. La calle, llena de gente desconocida, será el  refugio para mi cobardía.

Saturday, August 27, 2011

la vida incierta.

La tarde cae, el día se ha ido rápido y poco o mucho he hecho. Ahora se quién fue Gilbert Favre, pude conocer su rostro, escucharlo tocar quena, verlo reír y fumar, ahora existe para mi. Me dan ganas de salir, subir por alguna calle, pararme frente a un mirador, contemplar y quizás fumar. Favre acercando un cigarrillo a sus labios, este gesto lo hace más real y humano. El cigarrillo en una de tus manos, la otra acariciando mi cabeza. El amor y toda la vida se reducen a pequeños gestos que tratamos de rescatar mirando viejas fotos o simplemente echados en la cama con los ojos fijos en el techo con el ventilador colgando, una pared con la marca de un póster que ya no está, la dueña optó por llevárselo y dejarme sin la imagen de esa pequeña niña sonriendo. Calle Montaña 856, mañana buscaré esa dirección, una casona grande, con árboles frondosos. Qué más, ¿después de tantas marchas y protestas podremos respirar nuevos aires?... enciendo la tele, solo comentarios de farándula. Montaña 856, una casona con la imagen invisible de otras vidas que no viví. Mi vida menos cierta que la de Favre, que la de la niña del póster, que la de los habitantes de Montaña 856. Poco he hecho, nada para el recuerdo, así se deja de existir.


Friday, August 26, 2011

Thursday, July 14, 2011

La VIDA simplemente.




Corro las frazadas y la sábana clara, siento la luz de una nueva mañana y respiro. Estoy viva y esa luz y ese aire son míos. Hoy la vida es nuevamente mía. Renovar el permiso de circulación, limpiar el auto, ir a la peluquería, compras en el supermercado, hacer aseo profundo, tirar a la basura todo lo que ocupa espacio y sobra, escribirle a J. y decirle lo que pienso, mejor no, él ya lo sabe y no quiere darse por enterado. Muchas cosas por hacer. Otra vuelta en la cama, acomodo mejor la sabana y las frazadas. No me siento feliz. Quiero estar sola. Enfrentarme a otros es enfrentarme a mi misma, con más defectos que cualidades. Grito mi derecho a tener defectos, a solas con mis “mañas” no le hago mal a nadie. De qué se trata la vejez. Voy perdiendo el entusiasmo por nuevos proyectos. Espero la revisión  del auto. El día es gris, hace frío, aún así prefiero esperar afuera. Una mirada, una sonrisa, me dice algo, respondo con una sonrisa. Podría acercarme e iniciar una conversación, ya me he enterado que es un agricultor de Limache. Podría ser interesante compartir gustos y diferencias. Me doy vuelta, camino y me alejo. La ciudad con su lento tráfico. Un café. Saber tomar distancia manteniéndose en medio del tumulto. Dime si hay partido, dime si hoy habrá lluvia o protestas. Interesada por algunos de sus titulares, compro “Le monde Diplometique, Aún creemos en los sueños”. Miro rostros y cuerpos, en cada uno de ellos imagino aspectos, modos y conversaciones que no me entusiasman. Hago el juego de reemplazar esos rostros por el tuyo, son otras imágenes que pasan rápido por mi mente. Tomados del brazo, me haces cruzar corriendo las avenidas,  conversamos y reímos por todo, me siento feliz. Lavo el auto a pesar del viento y de las amenazas de lluvia. A otros un refrigerador lleno les da tranquilidad a mi, el orden y la limpieza. Una llamada, reconozco el número y no contesto, otra llamada y otra, números desconocidos, no contesto. Me siento mejor sin compromisos.  Leo el diario. Las cartas están echadas. Son otros los que manejan esta forma de vida. Tu estilo, tus hábitos, tus necesidades y costumbres están ya determinados por  este sistema económico, tu libertad es pura propaganda. Solo a través de la ropa de mi cama, una fría y gris mañana, tuve y sentí la vida como algo cierto, único, simple y auténticamente mío.

Friday, April 08, 2011

Ummmmm!



Otra tarde de viernes.
Pronto me iré de compras: chocolate blanco, de leche y la oferta de cobertura y galletas para alfajores. Me está gustando esto. La chocolatería es un trabajo "dulce", lleno de arte y tentaciones. También tengo que retirar mis botas color chocolate y, por ahí, me tomaré un "café mocha". ¡Ah! no puedo dejar de mencionar que ando vestida con una blusa color chocolate que combina muy bien con mi corsé de encajes.


Monday, February 07, 2011

palabrAs y GestOs











Eres divertido y me haces reír. 






Las palabras, cómo nos entretienen las palabras. Los “gestos”, estamos llenos de gestos: gestos amables, gestos despreciativos, gestos amargos… también hay quienes van por ahí sin gestos. Soy “lenta” pero siempre llego antes que mi amiga la liebre. Dame tiempo, ahora solo quiero estar echada al sol. Seamos "light -me dices una y otra vez-, sí, me parece inteligente tomar ciertas cosas de manera light, ya no hay tiempo para  más dramas, pero, lamentablemente, yo no soy light y me hago "caldos de cabeza”. Sigue hablándome, me dices que todo depende de la “situación”: “si la situación se da… quizás algo lindo pueda pasar” Ahí va otro gesto tuyo que me hace reír. Tus anécdotas están llenas de indirectas y yo las voy respondiendo una a una, sorteando cada una de tus insinuaciones. Tú me entiendes –me dices-, te ríes y me regalas un gesto cariñoso. No te apures, todavía nos queda tiempo para conversar, caminar por la costanera y tomar sol, escuchar a Congreso dentro del auto, ir a la playita “El encanto” con toallas y quitasol, tomar una Fanta al aire libre y reírnos del juego de palabras que hemos venido inventando desde ese día que llegué y, sin pensarlo, te regalé uno de mis mejores gestos al saludarte con un beso.


Le baiser de l´Hôtel de Ville, 1950
Robert Doisneau

http://smfdiario.blogspot.com/2010/06/robert-doisneau-el-pescador-de-imagenes.html