Tuesday, January 22, 2008

Recordando lo que empezamos a olvidar.



¿Todavía de vacaciones?...

anoche vi la película "El tiempo recobrado" de Raúl Ruíz, basada en la novela "En busca del tiempo perdido" de Proust. Tres horas de recuerdos, todos esos rostros, esas miradas y sonrisas amadas, tardes de conversaciones con distintos seres que van formando ese croché llamado vida, una tacita de te quebrada y guardada delicadamente en una cajita.

Por ahí escuché: "cuando comienzan a recordarte es por que te han comenzado a olvidar"

La vida con sus intrigas, cuántas intrigas, más malévolas que ingenuas, han adornado tu vida?!... y ¿con qué te has ido quedando... sólo con los tristes momentos?... Recuerdo tu enojo en el paradero de "Cuatro esquinas", también recuerdo nuestro paseo al Cajón del Maipo, tu rostro alegre, hablándome de tantas cosas. ¡Qué jóvenes e ignorantes éramos!

"En busca del tiempo perdido" para vivir profundo, a través de la añoranza, las últimas horas con la ansiedad de un moribundo.

5 comments:

Menina do Rio said...

Não vi o filme mas adorei o video de Sérgio Mendes!

beijinhos

mixtu said...

pois... não vi o filme mas quedei curioso com o que tu escreveste...
e como é verddaeiro o facto de recordarmos quando começamos a olvidar...
e como olvidamos tanto coisa...
tanta coisa...

abazo serrano, amiga...

Sureando said...

es verdad lo que escuchaste.
Muy buenas entradas.
Saludos

Anonymous said...

Espero al final de mi vida, no quedarme solo con los tristes momentos, a pesar de todo soy un optimista crónico. Pero claro, los tristes momentos han dejado huellas profundas no solo en mi sino a quienes he "salpicado".
Se empieza a recordar cuando empezamos a añorar y lo que se añora no se olvida.

Lo mejor es no perder el tiempo en busca del tiempo perdido (porque ya se fué)sino que estar atentos para no dejar pasar las oportunidades de ser feliz.

"Por no querer perder el tiempo
pierdes el tiempo y el alma.
Estás perdiendo la vida
de tanto querer ganarla".

galatea said...

Mi querido "anonymous"
lo de tu "optimismo" crónico, mummm?!... lo aceptaré para que sea verdad.
"Empezamos a recordar cuando empezamos a añorar" y en algunos la añoranza es una característica insoportablemente romántica y es también una manera de buscar ese tiempo perdido lleno de entrañables momentos, no me parece que sea perder el tiempo. Los recuerdos de paso te puede fortalecer y enriquecer en el tiempo presente. Desde que me subí al bus de regreso al Sur, comencé a añorar mis caminatas por los cerros de Valparaíso y mi última día en las dunas de Mantagua, ese recuerdo me ayudará a sobrevivir este duro invierno y el deseo de regresar será mi motor.
Saludos, cariñosos.