Tuesday, January 13, 2009

"Tiempos Modernos"

Aquí estoy, con dos celulares, el negro a mi derecha y el metálico a mi izquierda, atenta a cualquier llamado: trabajo y casa. Pero qué es esto?!...

Facebook, recupero una vieja amistad, dos, tres... alegría enorme, conversación atropellada por los recuerdos, datos mutuos y sueltos para ponerse al día sobre todo este tiempo de lejanías. "Nos estamos llamando", "nos estamos escribiendo"... nada ocurre, así como aparecieron de la nada, así se van las palabras y las promesas de visitas reales y virtuales... reencuentros con fantasmas del pasado.

Otra vez "enero" de un año que ya dejó de ser nuevo.

Vamos tirando muy rápido el carro de la batalla, sigo la carrera sin poder mirar para el lado. La mujer de Lot quedó transformada en estatua de sal por mirar hacia atrás en la huida, por mirar el pasado... el eterno castigo bíblico.


Mi futuro más cercano era arreglar el jardín con la llegada de la primavera, eso nunca alcanzó a ser hoy y ahora ya es pasado, las flores están secas.

Mis buenas intenciones se me escurren como agua por entre los dedos.

Galatea, con su mirada llena de nostalgias, tiene que seguir esperando que yo tenga tiempo.

(fotos de Luís Poirot)

5 comments:

Perro indoméstico said...

La amada y odiada Galatea .


COMENTARIO QUE NO VIENE A PELO:A la mujer de Lot le gustaba la comodidad.

saludos , K .

C.

Alberto Fernando Losario Rofelos said...

Mira al pasado de vez en cuando no es el problema, sino el quedarse pegado en él.

Sólo los tontos desestiman el presente con todo lo bueno que este tiene, en favor de un pasado lleno de romanticismo ilusorio.

Y después ese presente que ignoramos se vuelve parte de ese pasado del que extrañamos y que en su momento fue presente y que no supimos valorar.

Perro indoméstico said...

Chuta , yo soy supertonto entonces .

Super necio , condenado a perder .

Perro indoméstico said...

No , yo no te encuentro tonta , Galatea .

- CONTRABAJISTA, AÚN - said...

un saludo desde valparaiso
con un trago en una mano
y mis fracasos en la otra
me encanta poirot