Thursday, July 16, 2009

Aquí sigue lloviendo.


Si te digo que me siento triste y deprimida, pregúntame si está lloviendo...
te diré que sí y que aquí todo es gris y hace mucho frío.
La lluvia no para, cae estruendosa sobre el techo de zinc
y la siento como una campana transparente
que me enjaula a solas con mi angustia, enojo y frustraciones.
No quiero esta lluvia de techo oscuro. No quiero esta lluvia eterna.
Cae y me aplasta sobre la cama.
En estos oscuros días de lluvia, no vivo.

4 comments:

SUREANDO said...

"Todo está lejos cuando llueve"....
dije ayer en mi blog.
Comparto ese sentimiento y por si fuera poco, estoy de mudanza.
Abrazos
Beatriz

mixtu said...

o tempo faz-nos...

ainda bem que o tempo ´´e inconstante

seria terrivel se fizesse sempre igual tempo...


levo até ti... sol em pozinhos... :)=


abrazo serrano y eropeo

Aristo said...

La lluvia, todas serán así?? se me ocurre, cómo será descrita una lluvia tropical por ejemplo, con qué emociones empatizará?

para mi la lluvia, es un motivador hogareño, de un "refugio" hogareño...


Saludos Galatea, te espero en mis lares


VC

Lilith said...

Uy Galatea, me llegaste al alma con este escrito. Así me siento en este trópico que tú también conociste...
Y aún así, extrañando el sur que te acaricia día a día...
Saludos,
Lilith